El Teatro Romano de Málaga

Málaga considerada por muchos como una ciudad donde abunda la cultura y sin duda alguna es digna representante de España y Europa. Alberga el Teatro Romano que se encuentra dentro del centro histórico de la ciudad a escasos metros de otros importantes monumentos históricos. Este teatro tiene mucho que contar, después de estar escondida por el paso de los años. Usted queda invitado a visitarla en sus próximas vacaciones por Málaga, pero antes, siga leyendo y podrá informarse sobre importantes detalles acerca de esta magnífica obra, protagonista de momentos de distracción y ocio de la antigua Málaga.
El imperio romano, a lo largo de todos sus dominios por toda Europa y Asia, a la vez que impartía su poder también proveyó de medios de distracción y ocio para sus ciudadanos. Esto sucedió incluso desde la época republicana de Roma, erigiéndose diversas formas arquitectónicas como circos romanos, anfiteatros y teatros, todos y cada uno con fines específicos. Por consiguiente había de todo un poco para cada gusto de la población de entonces.
En esa época ya se demarcaban los rasgos culturales de una población culta y amante del arte, rasgos que se han conservado y se han ido desarrollando en cada generación y han hecho que Málaga ocupe un lugar especial dentro de la cultura europea. Ya antiguamente, durante el gobierno del Emperador Tito, le fue otorgada los privilegios de municipio y fue convertida en una ciudad confederada.
El teatro romano de Málaga es un vestigio arquitectónico que demuestra lo dicho antes. Construido bajo la administración del Emperador Romano César Augusto y usado hasta mediados del siglo III. Fue un lugar destinado a difundir la cultura mediante representaciones de obras teatrales del periódico clásico, tanto romanas como griegas, en las que la comedia tuvo gran protagonismo.
Estuvo oculto a los ojos del mundo por varios siglos después de la caída de Roma, y se la halló por casualidad a mediados del siglo pasado (Julio 1951), cuando se iniciaba la construcción de unos jardines en el entonces Palacio de Archivos y Bibliotecas, más conocida como “La Casa de la Cultura”. Y ese sobrenombre fue muy propicio ya que bajo sus cimientos se encontraba cultura romana pura. Tras una gran controversia se decidió demolerla, dando paso a la época actual de restauración del Teatro Romano de Málaga.
Construida con los mismos tipos de material que sus semejantes en territorio europeo, de piedra y mortero romano; bajo influencias profundamente griegas tanto en la forma como en su finalidad. Inicialmente estos teatros se construían de madera y se destruían luego de un periodo determinado, más el teatro romano de Málaga fue realizado después de esa época, de otra manera no tendríamos tal reliquia de la cual contarles. Pese a que fue destruida parcialmente para la construcción de la alcazaba de Málaga (Siglo XI) y pcara construir la antigua casa de la cultura (1941-1994), quedó suficiente para poder admirarla hoy en día.
A continuación usted podrá tener idea de lo que verá en sitio. En su construcción se aprovechó la ladera del monte Gibralfaro, quedando actualmente limitada por la calle Alcazabilla. Es un teatro mediano a comparación de los demás hallados en España. Lo primero que podrá notar al llegar es su Cavea (graderío) dispuestas en forma semicircular y escalonadas hacia el monte con una altura promedio de 16 metros, en las cuales podrá distinguir sus tres partes que de abajo hacia arriba son el Ima Cavea, la Media Cavea y la Summa Cavea separadas horizontalmente por pasillos y divididas verticalmente por graderías de tránsito. Luego mirando hacia ambos lados inferiores podemos ver los accesos a la Cavea, en forma de bóvedas llamados vomitorias, la de la derecha mucho más conservada que el de la izquierda. Abajo en la parte central se encuentra una zona semicircular de gradas bajas de 15 metros de diámetro llamada Orchesta destinada para los personajes ilustres de la ciudad, era el lugar donde actuaba el coro. Finalmente tras la orchesta está el Proscaenium (escenario) dividida en dos partes. El Pulpitum, que es una plataforma de madera en donde se llevaban a cabo las obras teatrales. Y como fondo tenemos los restos de lo que fue el Frons Scaenae (Frente escénico), el cual cumplía la función de protección, fondo escénico y acústico. Si usted observa bien el desnivel es hacia abajo entonces se preguntará ¿Cómo hacen para evitar las inundaciones en la Orchesta? La respuesta se halló reactivando el drenaje original del teatro y conectándolo con el actual de la ciudad.
Usted podrá visitarlo de martes a sábado del 1 de noviembre al 31 de marzo de 9:00 a 19:00. Domingos de 10:00 a 14:30. Del 1 de Abril al 31 de octubre de 10:00 a 21:00. Domingos de 10:00 a 14:30. Los lunes permanece cerrado. Usted puede concertar visitas nocturnas del 1 de mayo al 31 de agosto, claro que bajo previa cita, a los teléfonos: +34686130978, +34952601619. El conjunto de iluminación instalada allí es muy hermoso que al verlo por la noche podría incluso sentir la sensación de aquellas actuaciones realizadas por los romanos.
Junto a otro monumento histórico como la Alcazaba de Málaga, forman un conjunto de dos pueblos, el romano y el árabe, dos culturas distintas de épocas distintas, que tenían en común el amor al arte arquitectónico. El Teatro Romano de Málaga, es una obra que representa el lado culto de la ciudad en tiempos antiguos, y que está al alcance de una mirada, la de usted.