Fiesta de la Chanfaina

Este destacado evento malagueño es un agasajo a la cultura campesina del lugar y se celebra cada último domingo de noviembre en Totalán, a 50 km de Málaga, desde 2005. El mismo, ha sido declarado de interés turístico provincial, por la importancia que reviste al destacar las tradiciones y costumbres de la zona.

La chanfaina es un guiso popular y de gran valor calórico del que se alimentaban desde tiempos remotos los agricultores de la zona para llevar adelante las rudas tareas de trabajar la tierra. A pesar de que han pasado muchísimos años, todavía hoy es un clásico en la mesa de los oriundos de Totalán.

La fiesta comienza la noche anterior con los preparativos del pelado y cortado de patatas, uno de los principales ingredientes del guiso; los vecinos se concentran en este ritual con todo el entusiasmo para celebrar una vez más parte de su historia.

Al día siguiente, desde temprano, comienza la cocción por los que más saben de la culinaria tradición chanfainera y la elaboración de este sabroso plato consiste en más de seis mil raciones. Cada año, esta festividad resulta más conocida y la ciudad recibe cada vez más visitantes ansiosos de degustar la tradicional chanfaina.

Sin lugar a duda, es un verdadero día de fiesta. Además de comer sabroso, las visitas podrán disfrutar de atractivos puestos con diferentes degustaciones de productos típicos como la viña, el olivo o la chacina. También encontraran una importante variedad de artesanías, mercados populares y hasta presentaciones musicales, orquestas y los alegres pandas de verdiales.

Receta del guiso de chanfaina

Veamos de qué se trata el famoso guiso de chanfaina. Agenda que como ingredientes lleva patata, vinagre, ajo, aceite de oliva y migas de pan; también es importante las especias que lleva pues realzan especialmente el sabor del plato. Entre ellas encontrarás comino, clavo de olor, pimienta, orégano, azafrán y también laurel. Algunos completan el plato agregándole carne o bien morcilla en rodajas.

La preparación comienza friendo, aunque solo un poco, las patatas. Se retiran y en ese fondo de cocción se freirá la carne. Luego se preparará el aliño con la miga de pan y todas esas especias que anteriormente mencionamos y el agregado de sal y vinagre. Por último se cocina todo junto en una cacerola y, el que gusta, lo completa con morcilla en rodajas.

Es un plato sabroso, tanto que no deberíamos perder de saborearlo y que mejor ocasión que en medio de una fiesta!