La Andalucía interior: Ronda y Antequera

España soleada es la frase que más viene a la mente cuando la gente piensa acerca de un día aquí. Ya que España tiene miles de kilómetros de costa de arena dorada. La Costa del Sol es la más popular.

Pero hacia el interior desde la costa están las bellas ciudades de Ronda y Antequera, y numerosos parques naturales y lindos pueblos pintados de blanco. Históricamente esta región ha sido testigo de los asentamientos humanos de por lo menos 50.000 años, y quizás tanto como 70.000 o 80.000 años si la evidencia arqueológica reciente es la correcta.

La evidencia de asentamientos humanos que datan de más de 30.000 años aún se puede ver en varias de las cuevas que están abiertas al público llenas de pinturas paleolíticas de animales. Benaoján a las afueras de Ronda se considera el mejor ejemplo, y el más auténtico también.
En Antequera los visitantes también pueden visitar el Dolmen de estructuras que datan de hasta 7.000 años. ¿Cómo pequeños grupos de cazadores lograron rodar varios bloques de piedra de una tonelada en el campo abierto para crear sus templos religiosos? La pregunta desafía la imaginación, sin embargo, la prueba es difícil de discutir.

Desde Arcos de la Frontera, a través de Ronda y Antequera, y otra vez a Archidona, el interior de Andalucía es famoso por sus pueblos y lugares medievales con calles estrechas y tortuosas a menudo precarias en los bordes de los cerros y montañas, y muy a menudo con un castillo o fortaleza en la parte superior. Algunos de los pueblos más atractivos incluyen Gaucín, Grazalema, Olvera, Setenil de las Bodegas o Antequera.
El alojamiento es fácil de encontrar, y para la mayoría de los visitantes reservar un hotel en Ronda es preferible ya que la ciudad de Ronda tiene mucho más que ofrecer respecto de los monumentos históricos, el Puente Nuevo, palacios, museos, y es razonablemente central para la mayoría de las actividades en esta parte del interior de Andalucía.