La Feria de Mijas, el colofón perfecto al verano

Mijas es una población de la costa malacitana, muy cercana a Fuengirola, que ha visto como ha crecido en las últimas décadas gracias al turismo de la Costa del Sol, como ha pasado con tantas poblaciones del litoral andaluz. Sin embargo, Mijas no ha llegado al extremo de otros pueblos, y ha mantenido en parte esa esencia de pueblo de pescadores, que todavía puede respirarse en sus plazas y calles encaladas. Ese encanto la hace realmente especial, y en muchos casos es lo que hace que los extranjeros que llegan hasta ella se enamoren perdidamente de Mijas. No en vano, la ciudad cuenta con más de 75.000 habitantes, muchos de ellos venidos de fuera de nuestras fronteras, siendo uno de los destinos predilectos del turismo residencial extranjero en Málaga.

Pero además de ser un sitio privilegiado para vivir, como ya han comprobado ingleses y alemanes, Mijas cuenta con una historia y un bagaje cultural inmenso, que sale a relucir en sus fiestas. En estos días, por ejemplo, se desarrolla su Feria, posiblemente la fiesta más importante de Mijas, que termina mañana día 11, y que empezó el pasado día 7. En este periodo, Mijas se viste de gala para hacer que todos sus vecinos disfruten de las posibilidades que ofrece el recinto ferial, desde atracciones para los más pequeños hasta las típicas casetas en donde abunda el pescaito frito y el rebujito.

En un ambiente festivo inigualable, la Feria se llenará de música de todo tipo, desde la más moderna y rompedora, en la Caseta de la Juventud, hasta las típicas orquestas con los éxitos de ayer y hoy, amenizando las casetas. Habrá también un concierto de los concursantes de Se Llama Copla, el reality que hace furor en Andalucía. Y por supuesto, la visita a la Feria puede ser una excusa perfecta para darnos un paseo por Mijas y descubrir todo lo que nos puede ofrecer. Sus numerosas ermitas e iglesias, su Museo de las Miniaturas y por supuesto, la gran cantidad de bares y restaurantes donde probar la gastronomía local.

Y todo ello en plena Costa del Sol, con numerosas playas a pocos minutos del centro de la ciudad. Mijas lo tiene todo y en estos días está de fiesta, así que no hay mejor momento para hacer una escapada y entender porque todo el que la visite acaba yéndose a vivir allí.