Málaga Castillo de Gibralfaro

Málaga Castillo de Gibralfaro

El castillo de Gibralfaro es uno de los monumentos histórico-artísticos más populares y visitados de la ciudad de Málaga. El castillo también recibe el nombre de alcázar ya que, de hecho, nos encontramos ante los restos de una antigua fortificación árabe.

Historia del castillo de Gibralfaro

La ciudad de Málaga fue fundada por los fenicios. A pesar de ser una colonia muy importante y haber sido poblada siglos más tarde por los romanos las dimensiones de la ciudad no eran nada comparadas con la de ahora. Hay que tener en cuenta que las ciudades de la Antigüedad estaban mucho menos pobladas que las de hoy en día. La ciudad de épocas fenicia y romana se ubicaba exactamente en el mismo terreno en el que hoy se encuentra este castillo.

Con la caída del Imperio Romano las tropas romanas abandonaron la Península y las poblaciones de origen germano se asentaron en todo el territorio. Se produjo entonces un proceso de ruralización en el que las urbes quedaron abandonadas y la población se traslado a las villas y poblaciones rurales. Cuando los árabes llegan a la Península Ibérica se asientan en las ciudades abandonadas ya que la cultura árabe de la época era muy avanzada y plenamente urbana.

Fue Abderramán III quien se fijó en los restos de la ciudad de Málaga y decidió ampliarla y transformarla en fortaleza. Sus trabajos fueron continuados por Yusuf I y la fortaleza contaba ya en el año 1340 con la misma disposición y tamaño con los que cuenta en la actualidad.

Esta fortaleza gozó de gran protagonismo durante las luchas entre musulmanes y cristianos y fue asediado durante mucho tiempo. Finalmente en el año 1487 las poblaciones árabes se rinden y los Reyes Católicas toman la ciudad. En estos momentos Fernando el Católico decidió convertir la fortaleza en su residencia particular.

Centro de interpretación del castillo de Gibralfaro

El antiguo polvorín del castillo se ha convertido hoy en el centro de interpretación del castillo. En él podemos encontrar una exposición permanente en la que se relata la historia del castillo y de la ciudad de Málaga. En sus vitrinas podemos observar uniformes militares de varias épocas desde el siglo XVI hasta la actualidad.

El castillo de Gibralfaro hoy

El castillo se ha convertido a día de hoy en una de las mayores atracciones de la ciudad. La fortaleza se ha conservado muy bien y es posible pasear a través de muchas de sus habitaciones mientras nos sumergimos en la historia del edificio. Además desde el castillo se tienen las perspectivas más destacadas de la ciudad lo que explica que cientos de turistas traten de sacar las mejores panorámicas del paisaje desde el alcázar.