Málaga y su centro Pompidou

Málaga y su centro Pompidou

La apertura del Centro Pompidou de Málaga fue un gran acontecimiento, un añadido importante al mundo de las artes y al paisaje cultural de la ciudad natal de Picasso. Destaca sobre todo por ser el primer Centro Pompidou fuera de Francia.

El primer detalle que destaca, es el trabajo del artista francés Daniel Buren, invitado para crear el cubo justo en la entrada. El cubo de cristal, polimentado y brillante, está decorado con placas de colores.

Cuando se entra en el Centro Pompidou de Málaga, se accede por una gran escalera a los espacios de exposición subterráneos donde comienzan las sorpresas.

Autor: Coterminbianyel0-Pixabay

Autor: Coterminbianyel0-Pixabay

Se trata de un espacio de 2.000 metros cuadrados, con trabajos de artistas como Kader Attia, y las paredes decoradas con los trabajos de Pablo Picasso, Georg Baselitz, Antoni Tapies. Las otras galerías adyacentes, más pequeñas, ofrecen todavía más sorpresas. Una gran selección de pinturas, esculturas, instalaciones, películas y vídeos de artistas internacionales.

En particular destaca el vídeo de Rineke Dijkstra, donde unos niños del colegio de Liverpool miran a la Mujer Llorando de Picasso, haciendo observaciones profundas.

También se pueden disfrutar de las instalaciones, de su cafetería y de su auditorio-teatro de 232 metros cuadrados, para presentaciones, debates. Además de un espacio consagrado a los niños y a las familias.

Con esta apertura, Málaga se convierte sin duda en el Centro de Arte de Andalucía por excelencia y en uno de los destinos culturales de España más importantes.

Por supuesto, la ciudad ya tenía un gran número de establecimientos culturales y de instituciones de arte, incluyendo el Centro de Arte Contemporáneo que presenta siempre un programa innovador y atrae a artistas que normalmente no exponen en el resto de la península.

Con uno de los aeropuertos más frecuentados de España, un servicio de tren de alta velocidad hasta Madrid, y el segundo puerto más demandado de España, podemos decir que Málaga está bien situada para compartir su riqueza cultural con el mundo. La segunda ciudad mayor de Andalucía es una perla para los amantes del arte.

Un museo provisional

Daniel Buren, el arquitecto del proyecto, ha construido un edificio blanco duradero de 7.000 metros cuadrados que se inserta discretamente y de forma horizontal en el paseo marítimo de la ciudad con una entrada a nivel de la calle. Mitad subterráneo, se puede caminar sobre el techo. Sólo un cubo transparente con cuadrados de colores, marca de fábrica del artista, señala la institución, sirviéndose de fuentes de luz. Construido en 2013, en un principio debía acoger un centro comercial y cultural.

Las colecciones del museo Pompidou permanecerán en Málaga durante 5 años. En total unas 90 obras prestadas llenan las salas, centradas en torno a la temática del cuerpo humano, con obras de Brancusi, Magritte, Erro, Picasso, Suzanne Lafont, y un autorretrato de Francis Bacon. Las colecciones permanentes irán girando cada 2 años. A esto se añaden dos o tres exposiciones temporales al año. Podemos preguntarnos qué exposiciones están programadas y lo que vendrá a lo largo de estos próximos 5 años.