Parque Natural de Antequera

Parque Natural de Antequera

Situado a 45 kilómetros al norte de Málaga, en una explanada en el cruce de caminos y rodeada de montañas, Antequera es una ciudad de origen romano, a pesar de que la zona estuviera habitada con anterioridad. Antequera está construida a 577 metros de altura y posee un centro histórico donde las iglesias, las fuentes, los palacios y los conventos forman un conjunto importante donde se mezclan las torres cristianas con las murallas árabes. Los primeros habitantes de la región dejaron testimonios imponentes como los dólmenes de Viera, Menga y Romeral, construcciones funerarias de la Edad de Bronce.

Autor: 31774-Pixabay

Autor: 31774-Pixabay

El Torcal

Situado a 14 km al sur de la ciudad, el Parque Natural de El Torcal es un conjunto geológico singular desde donde se puede observar la Costa del Sol. Su configuración rocosa corresponde a un pliegue alpino que se elevó de los fondos marinos para formar una montaña. Durante millones de años, la acción del viento y del agua sobre las rocas los ha modelado hasta crear un fantástico conjunto de formas originales cuyo parecido con objetos conocidos hace que la imaginación de los visitantes se dispare. Castillos, catedrales, columnas, y monstruos aparecen en el imaginario de los visitantes. El descubrimiento del Centro de Interpretación y las vistas del valle completan la visita de este lugar mágico. Ciertamente, este parque natural ofrece la posibilidad de experimentar una Sensación Rural en Málaga.

Gracias a estas curiosas formaciones de roca kárstica, el parque natural El Torcal de Antequera ofrece a los visitantes un paisaje impresionante, único en el mundo. Sus 1171 hectáreas de superficie han servido frecuentemente como decorado para películas de ciencia ficción. Es fácil para el visitante perderse en este laberinto de rocas, depresiones, de pasajes y desfiladeros rocosos.

Fauna y flora en El Torcal

La vegetación de bosques es típica de un entorno montañoso. La vegetación de esta zona está principalmente compuesta de tomillo, hiedra vulgar, musgo, etc. Existe una gran variedad de animales entre los que podemos citar a los conejos, zorros, gatos salvajes y veletas, así como algunos especímenes de cabra hispánica.