Cascada de Maro en Nerja, un lugar insólito

Cascada de Maro en Nerja, un lugar insólito

La vista panorámica más bonita de esta singular cascada se observa desde la parte más ancha. Primeramente hay que acercarse hacia los acantilados de la Comunidad de Nerja, donde las rocas parecen que van a caerse. Luego se accede a lugares increíbles que se inundan a cada nuevo asalto por parte de las olas. Desde arriba de los acantilados, torrentes de agua se lanzan al mar, mezclando sus aguas dulces con las aguas saladas del Mediterráneo.

Desde una roca escarpada, la Cascada de Maro nos regala con su caída libre de agua desde 15 metros de altura que va a dar al mar, un espectáculo fascinante. Acercarse en kayak o en canoa es un espectáculo que corta el aliento, al igual que la travesía bajo el torrente del agua. El agua salpica por todos lados y cada persona se ve sorprendida por la fuerza de la cascada.

Autor: Eukalyptus-Pixabay

Autor: Eukalyptus-Pixabay

En primavera, cuando el flujo del agua es mucho más importante, es imposible pasar por debajo de la cascada por culpa de la potencia del torrente. El observador se siente maravillado al contemplar estas aguas ensordecedoras por el ruido que provocan al caer. Si se mira hacia arriba de la cascada desde abajo se puede realizar una experiencia absolutamente impresionante y vertiginosa.

Esta cascada llega desde Las Grutas de Nerja pasando por el torrente Sanguino también llamado río Campillo. Es uno de los más escondidos en este sitio natural de los acantilados de Maro Cerro Gordo. La combinación única entre mar y montaña confiere a este lugar una atmósfera mítica y legendaria que invita a soñar.

El descubrimiento de las profundidades del mar contiene igualmente bonitas sorpresas, cuevas y fondos escarpados llenos de muchas especies vegetales y una rica variedad de fauna marina.

La Cascada de Maro tiene una importancia medioambiental y paisajística extraordinaria, al igual que histórica y cultural. Cada vez hay más visitantes que se desplazan para admirar desde el mar esta cascada situada entre las playas de Maro y de la Caleta.

La cala de Maro es una de las mejores playas de Andalucía. En ella encontramos unas aguas cristalinas, un acceso fácil y un entorno incomparable. A solo pocos kilómetros de Nerja, ofrece una mezcla de piedras y de arena en más de 500 metros de largo y 20 metros de ancho. Esta cala tan pintoresca está disimulada entre acantilados, tierras agrícolas y vestigios de una antigua torre de vigilancia árabe.